Buscar este blog

jueves, 13 de febrero de 2014

Comiendo, comiendo ... se me quitó el hambre.

Hola de nuevo a todos.


Os cuento en esta segunda entrada, la parte de la preparación específica de Sables que mayor preocupación me ha supuesto y me supone, desde que comencé a indagar en esta aventura: la alimentación.

¿Cómo y qué se debe comer antes, durante o después de una carrera? Complicado. A raiz de la experiencia, cualquier deportista va conociendo nuevos productos, probando comidas que poder incluir en su rutina, pero ¿y para entrenar una prueba de estas características, y además por qué hay que ir cargado con todo a la espalda, no podría ser como en la Titan?, y por último, la pregunta estrella que ya no me hago, pero que me siguen haciendo los que se enteran de esto: "¿sabes qué es eso?, quizás no estás bien de la cabeza, eso es una barbaridad".


Hay mucho escrito sobre esto, muchas opiniones, todas con algo de razón aunque ninguna con la fórmula adecuada para mi, ni para nadie, la ideal pienso que será una mezcla de experiencia y suerte. Así que, os contaré mis pruebas y conclusiones en estos meses en los que por fin, he dado con la clave (o eso creo hoy) para alimentarme durante 7 días en el desierto, por supuesto y como diría un gran maestro: "es sólo mi opinión", ¿no es así Seba?. Qué pena no poderme degustar un platito de callos como los que me zampo por "a Vila", dicen que son buenos para muchas cosas, jajajaja.



Esto es lo que llevaré encima y comeré durante los 7 días que durará la Marathon Des Sables 2014:


COMIDA : kcal/100g kcal total cantidad peso peso total
LIOFILIZADOS 430 4.730 11 120 1.320
CEREALES 378 2.268 6 600 600
PURÉ DE PATATA 200 400 2 100 200
Vit.O.Best DESERT NIGHT  200 800 4 50 200
JAMÓN IBÉRICO 200 1.200 6 100 600
FRUTOS SECOS 620 3.720 6 190 570
GELES XXL   203 1.015 5 70 350
TURRÓN  113 1.130 10 25 250
CAFÉ 75 750 10 18 180
Totales 16.013
4.270

Además esto, Vit.O.Best me ha proporcionado la necesaria suplementación alimenticia compuesta por glutamina, potasio, BCAA e isotónico, llegando el peso total a los 4,7 kg sólo en nutrientes. No concebía pasar hambre esos días y, con todo esto, espero no pasarla.


La distribución a lo largo de los días la he programado de la siguiente forma: los cereales y café en los desayunos; liofilizados, en los que basaré la aportación de hidratos y proteínas, en comidas y alguna cena;  las cenas con los Desert Night o purés, acompañados del ibérico made in Dehesa de Extremadura; en carrera, en cambio, los frutos secos, turrón y geles serán los encargados de que no desfallezca.
Ir probando productos de diferentes marcas ha sido una parte divertida e imprescindible para la elección de los que voy a llevar.
Por su sabor me quedo con: "Hero 8 cereales con miel", los liofilizados de Decathlon, mucho más ricos que los de otras marcas aportando lo mismo, y los purés con queso de Maggi.

Todos los que han pasado por Sables coinciden en que allí comes lo que sea al terminar cada etapa, pero mucho mejor si es algo agradable, da "vidilla" y recompensa, en parte, el sacrificio.


Debido a la obsesión que he tenido con la comida en esos días, he ido mirando constantemente, y sigo ya por curiosidad, toda la información nutricional de lo que caía en mis manos: energía cada 100g, proteínas, carbohidratos, azúcares, grasas de las cuales pueden ser saturadas, monoinsaturadas o poliinsaturadas, fibra, minerales, vitaminas ... ¡menudo tutorial de nutrición deportiva en estos 3 meses!


La preocupación no sólo era estar bien nutrido para correr 240 km en esas condiciones, o que la organización obligue a llevar al menos 2000 kcal diarias, no, mi verdadera preocupación es mi "buen saque" y lo que disfruto comiendo ... (no se lo digáis a nadie, pero he aportado a mi mochila-despensa algunos extras como el jamoncito para darme un homenaje por las noches, jeje) Como para no ser mi obsesión la comida, mucho más que la temperatura, las ampollas de los pies, el no poder descansar en condiciones o tener que correr con 10 kg a la espalda entre las dunas.


Tras buscar muchísima información y hablar con mucha gente, he dado por concluida esta parte esencial de la preparación, buscando el equilibrio ideal entre calorías aportadas y peso total. He tenido la suerte de recibir el apoyo de una marca de nutrición deportiva tan importante como Vit.O.Best, que me ha facilitado productos de una tremenda calidad y un soporte necesario, lo que me permitirá afrontar los duros entrenamientos y enfocar el desarrollo de los días en el desierto con más garantías.
También ha sido una suerte contar con la ayuda y cercanía de Sonia Macías y Paco Sánchez, que pusieron luz y bastante paciencia en mí al atenderme, siempre encantados (Qué tendrá esta carrera que a todo el que la realiza queda marcado, cuando les sacas el tema les cambia la cara, reflejan felicidad, ganas de repetir y contagian su entusiasmo e ilusión al recordar sus experiencias en carrera, especialmente con el resto de participantes en las haimas y los vivac.
No quiero olvidar a Juan González del gym "Templo de Neptuno" donde habitualmente entreno, un gran profesional que me ha dado confianza, consejos y ánimos, ha conseguido rápidamente que me sienta como en casa y, desde luego, ha conseguido aumentar la calidad de mis entrenos. Eso me ha dado una tranquilidad que debo agradecerle.

Esto es parte de lo maravilloso de esta carrera, la prepararas durante meses en la búsqueda constante de material, comida, entrenando, sabiendo no muy bien a lo que te enfrentas e intentando controlarlo. Es contradictoria en muchos aspectos, es diferente, es adictiva, es única, sí, creo que ÚNICA es la palabra que define a la Marathon Des Sables.



Ansío que pasen ya las 7 semanas para que llegue la fecha, ¡quiero estar ya en el desierto!


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias!